¿Por qué CLIL? / Why CLIL? (Versión española / Spanish version)

Posted on Updated on

Feliz nuevo curso 2015/2016 a todos. Comienzo este nuevo año académico con una entrada escrita en español, la primera de la historia de este blog. La razón por la que he decidido hacerlo es que durante el curso pasado las diversas tareas que he desempeñado me han dado la oportunidad de conocer a muchos educadores, maestros y maestras, profesorado con diferentes perfiles, de diferentes lugar y con diferente formación. En muchas ocasiones he debatido con ellos sobre la enseñanza bilingüe, y en un 80% de los casos me han comentado que el término CLIL les era completamente ajeno o no habían recibido suficiente información sobre él. Cuando esto sucede no puedo evitar sentir cierta rabia, porque me parece un error privar al profesorado de la oportunidad de conocer una manera de trabajar que les va a ayudar a desempeñar de una manera más eficiente su labor, y que va a redundar en una educación de más calidad. En este post intentaré delinear las bases de estas cuatro letras.

Cuando en un centro escolar se decide apostar por una enseñanza bilingüe el primer paso suele ser el de asegurar que el profesorado tenga una competencia alta en inglés. Aprender el idioma se convierte en un objetivo fundamental y lógico, dado que se va a convertir en la lengua de comunicación con los estudiantes. No me detendré aquí en el tipo de lengua que los estudiantes de magisterio y profesores tendrían que adquirir (quizás en otro post, es un tema interesantísimo), pero a partir de ese momento, se puede cometer la mayor equivocación de todas a la hora de implantar el proyecto: considerar que la enseñanza bilingüe consiste en impartir lo mismo, del mismo modo y en otro idioma. Porque precisamente el lugar donde radica la magia de la enseñanza bilingüe es en la metodología. Impartir una asignatura en una lengua que no es la materna para los estudiantes requiere un cambio metodológico que, lejos de perjudicar, nos da la oportunidad de mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. En este crucial segundo paso del camino se encuentra CLIL.

Continuemos prestando atención al significado de sus palabras: Content and Language Integrated Learning. Fijémonos que la palabra pone el acento en el proceso de aprendizaje (learning), mostrando así que se trata de un enfoque centrado en el estudiante. La primera palabra que encontramos es ‘contenido‘, porque es éste el que lleva la delantera. Enseñamos en inglés (o en otra lengua adicional), y lo hacemos para que el estudiante aprenda unos contenidos. Y estos contenidos aparecen ‘integrados’ con la lengua. No podemos separar el contenido de la lengua, van unidos. Por tanto, no se trataría de enseñar lo mismo que haríamos en español pero en inglés, y tampoco se trata de que enseñemos un tema como excusa para tratar un aspecto lingüístico.

En otro orden de cosas, muchos profesores temen aprender un enfoque o metodología nueva porque creen que van a ‘perder’ ese estilo de enseñanza que han desarrollado durante los años y que funciona. Lejos de que esto ocurra, mi experiencia es que la formación en CLIL hace que potencien los mejores aspectos de su docencia, y añadan otros que les facilitan tener herramientas docentes nuevas. El impacto es tal que muchos docentes a los que he tenido la suerte de formar me han confesado que su docencia en español, las clases que imparten en su lengua materna, también se benefician de este salto cualitativo.

La enseñanza bilingüe es posible si hay un cambio metodológico
La enseñanza bilingüe es posible si hay un cambio metodológico

¿Y cómo ponemos en marcha CLIL? Existen varios modelos que pueden guiarnos para entender como funciona este enfoque metodológico, pero yo emplearé las famosas 4 Cs de Do Coyle. Esta autora, profesora de la Univ. de Aberdeen, presentó cuatro pilares fundamentales para desarrollar CLIL. Por un lado tenemos:

  • el contenido: es el que marca el camino, y por tanto no hay que reducirlo. Si estamos reduciendo el contenido, tenemos que reflexionar sobre nuestra planificación, y las estrategias metodológicas empleadas. Algo no estamos haciendo bien, así que es necesario detectarlo para mejorar la próxima vez.
  • la comunicación: la base de una enseñanza/aprendizaje activo. No se trata solamente de desarrollar las competencias comunicativas de los estudiantes, sino que es a través de ellas cómo se desarrolla el aprendizaje. Para hacer enseñanza comunicativa nos valdremos de recursos que faciliten la interacción, ya sean tradicionales o digitales.
  • la cognición: yo la considero esencial. No todas las tareas que sugerimos a los estudiantes tienen el mismo nivel de exigencia cognitiva. El cerebro no utiliza las mismas destrezas (ni energía) cuando piensa acerca de, por ejemplo, cinco palabras relacionadas con el mundo animal, y cuando pido al estudiante que compare a un león y a una ballena en términos biológicos. Reconocer esta dificultad y equilibrarla es fundamental. Muchos materiales trabajan con destrezas de pensamiento inferiores, o sugieren tareas complejas sin apoyarlas con el adecuado apoyo lingüístico.
  • la cultura: un concepto que ya he tratado en este blog y que ha suscitado más de una polémica en foros de expertos. Coyle sugiere que prestemos atención a los elementos culturales implícitos y explícitos que trabajamos. Muchas veces ni siquiera somos conscientes de ellos, por ejemplo, si trabajamos con la pirámide alimentaría, ¿creéis que contiene los mismos alimentos en España, Japón o Kenia? Una búsqueda en ‘google’ os puede dar una respuesta bastante sorprendente. Aprovechemos la ocasión para que los estudiantes puedan ser ciudadanos del mundo, y que el inglés sea la llave para poder acceder a él.

Esto no es nada más que un ligero barniz del potencial que el enfoque CLIL tiene para vuestras aulas. Mucho podríamos hablar sobre el andamiaje, BICS y CALP, la hipótesis de la intedependencia de Cummins, la integración con otras metodologías activas, etc. Si tenéis la oportunidad de conocerlo, no dejéis de aprovecharlo 🙂

La formación en el enfoque CLIL asegura la calidad educativa en la enseñanza bilingüe
La formación en el enfoque CLIL asegura la calidad educativa en la enseñanza bilingüe

Si te ha interesado este post, puede que te interese el Título de Posgrado ‘Expert in CLIL‘ del Centro Universitario Cardenal Cisneros, orientado a profesorado que quiere iniciarse en el conocimiento y práctica del enfoque CLIL. Formación Online con sesiones presenciales opcionales.

Imagenes cortesía de Patpitshaya y Photostock. Freedigitalphotos.net

Advertisements

4 thoughts on “¿Por qué CLIL? / Why CLIL? (Versión española / Spanish version)

    etmarian said:
    September 9, 2015 at 6:23 pm

    Reblogged this on English primary teacher and commented:
    El otro día vi la publicación de este artículo y me pareció muy atractivo y útil para todos los profesores de alguna asignatura que usan el idioma Inglés. En nuestros colegios de hoy sería interesante involucrarse en esta metodología de la que ya hemos hablado en otras publicaciones del blog, como esta y esta.
    Os recomiendo su lectura asi como el blog autor.

      teachingtoteach responded:
      October 7, 2015 at 7:19 am

      Muchas gracias. Efectivamente es muy interesante poder conocer de primera mano cómo funciona este enfoque pedagógico. Os invito a que participéis en el Campus Bilingüe para profesores que organizamos en verano desde nuestro centro. Y si preferís la enseñanza online, estáis a tiempo para inscribiros en el Título de Experto en CLIL porque la matrícula se cierra el 9 de octubre.
      Si hay algún aspecto que os gustaría que tratara en el blog, no dudéis en comentármelo, y me pongo con ello. 😉

    Sergio Fernández said:
    September 28, 2015 at 5:11 pm

    ¡Hola Raquel!

    El post me ha parecido una buena primera impresión para aquellos y aquellas que aún no tienen claro lo que trata el CLIL. Me quedo con esta frase que mencionas arriba ” la mayor equivocación de todas a la hora de implantar el proyecto: considerar que la enseñanza bilingüe consiste en impartir lo mismo, del mismo modo y en otro idioma.”, sinceramente, yo mismo tenía esas expectativas antes de empezar el grado, pero es muy curioso comprobar cómo a medida que avanzan los años, el concepto de bilingualismo cambia absolutamente gracias a la introducción del CLIL en las asignaturas que he cursado, no solo porque pude comprobar a primera mano cómo trabajar con actividades CLIL, sino porque los resultados son bastante factibles en muchos de los workshops que hemos llevado a cabo.

      teachingtoteach responded:
      October 7, 2015 at 7:16 am

      Gracias, Sergio, por compartir tu experiencia. Me alegra que el post te haya parecido interesante porque efectivamente el objetivo era que fuera una introducción a CLIL. Desde tu punto de vista, ¿qué hace que un enfoque pedagógico tan útil no se esté implantando en los centros? Yo tengo mi opinión, pero me gustaría escuchar la tuya. Creo que efectivamente una buena formación, que involucre el aprendizaje activo, ayuda a que los profesores y profesoras puedan a tener las herramientas que necesitan. En nuestro centro estamos trabajando ya de esa manera en los Grados de Magisterio, tenemos un itinerario bilingüe que los estudiantes cursan experimentando CLIL en las asignaturas de contenido, y te puedo asegurar que los resultados están siendo magníficos. Tanto es así, que hemos tenido la suerte y el orgullo de ser premiados con el 4º premio del Sello Europeo de las Lenguas :). Let’s keep on CLIL-ing! 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s